La enciclopedia del ectomorfo (personas delgadas)

Si eres una persona de aspecto delgado, que te cuesta mucho ganar musculatura y por mucho que comas tampoco aumentas de peso, eres una persona ectomorfa, por lo tanto este artículo te va a venir muy bien para ponerte fuerte.

Debido a que tu cuerpo es distinto al de los demás, debes de seguir unas reglas que te van a ayudar a ganar peso y musculatura.
 

1 – Limita el volumen de entrenamiento

Una de las cosas que deben de evitar los ectomorfos es tener un volumen de trabajo excesivo, es decir sesiones de entrenamiento largas con infinitos ejercicios y series.

El entrenamiento de pesas es una actividad que requiere el gasto de muchas calorías, y si eres una persona delgada necesitas todas las calorías necesarias para crecer. Por lo tanto un trabajo excesivo en vez de ayudarte te va a producir el efecto contrario por el gran gasto de energía que haces.
Los músculos crecen cuando el cuerpo descansa, y si eres una persona delgada vas a necesitar más descanso.

Esto no quiere decir que debas de tomarte varios días de descanso entre sesión y sesión de entrenamiento, esto quiere decir que tus entrenamientos han de ser de 12 series como máximo. Eso sí, que el entrenamiento sea intenso.
 

2 – No realices ejercicios de aislamiento

Si tu rutina de entrenamiento normalmente incluye extensiones de triceps, ejercicios de curl de biceps, aperturas con mancuernas y muchos más ejercicios de aislamiento, tienes que cambiar esto lo antes posible. Según lo mencionado en el punto anterior, nuestro entrenamiento a de ser intenso y conciso, hay que aprovecharlo al máximo y esto se hace mediante los ejercicios básicos. Por lo tanto tienes que realizar sentadillas, peso muerto, press banca, press militar y dominadas.

Tienes que dejar de hacer la típica rutina Weider de un músculo por día para centrarte en realizar los ejercicios anteriores mediante rutinas de cuerpo completo.
 

3 – No realizar cardio en exceso

El cardio consume muchas calorías que necesitas para construir músculo, tú que eres una persona delgada no debes desperdiciarlas corriendo por un camino o en la cinta.

Si se quiere seguir haciendo cardio por temas de salud o por otros objetivos, debes de limitarlo a sesiones máximas de 20 minutos y que sean 2 o 3 veces por semana, no más, y que sea a media o baja intensidad. El único sitio donde debemos de trabajar a plena intensidad es en el gimnasio levantando hierros.


 

4 – Descansar

El descanso junto a una buena alimentación es lo más importante, por lo tanto tienes que descansar. El sueño es algo que NO se debe de sacrificar, ya que mientras dormimos los músculos se «reparan» y aumentan de tamaño.

Si no llevas un buen descanso y no aumentas tu musculatura no eches la culpa a otros factores externos ya que sabes cual es el problema.
 

5 – Realiza la técnica adecuada en los ejercicios.

Hay que realizar una técnica adecuada durante la ejecución de los ejercicios siempre, no solo para aumentar la masa muscular, sino para no hacerte daño y terminar lesionado.

Realizar una mala técnica va a dar lugar a no utilizar los músculos adecuados en el ejercicio con lo cual no vas a tener un desarrollo en estos músculos. Si no conoces la técnica para realizar un ejercicio, tienes que preguntarle al monitor de tu gimnasio, y él sin problemas te ayudará.

tambien puede gustarte

Sobre el autor: administrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *